Drea

Pero que malo es el despecho...

Es un maldito monstruo que se instala en tu pecho y su mayor deleite es envenenarte susurrándote al oído atrocidades.

Menudo hijo de puta.

Todo el día apretándote el corazón, estrangulandolo, animando a tu orgullo a cojer las armas, despertando a tu odio, ese que no sabías ni donde lo tenías dormido, convirtiendo todo lo bonito vivido en munición demasiado efectiva contra ti mismo, te destroza, sin pausa, sin tregua, a todas horas, hasta que no queda nada de ti.

Eso es lo peor, te destroza con lo mejor que te ha pasado en la vida: Trasformando palabras hermosas en mentiras crueles, gestos emocionantes, en maldades premeditadas, tus mejores recuerdos en cosas que tienes que enterrar porque te arrancan el corazón a trozos, porque el despecho, te susurra hasta convencerte que todo era mentira, que solo tú sentías de verdad, que eres gilipollas y que no hay nadie más ridículo que tu, ahí, destrozado, queriendo solo.
Y lo jodido es que todo eso que usa de munición era lo único a lo que te podías cojer para mandarlo a la mierda. Y aunque sepas que no es asi, que todo es producto de su malévolo plan, de su veneno... No puedes con el.

Que bien sabe hacer su trabajo. De repente estás completamente envenenado, sintiendo el veneno destruyendote por dentro, y ni si quiera lo has visto venir, desesperado porque la otra persona llegue y luche y te diga que no, que todo era verdad, que siente, que no eres gilipollas... Pero eso no va a pasar, nadie va a llegar a salvarte ni siquiera esa persona por la que mueres.

Maldito bastardo. Que bien te vienen las dudas, los malentendidos, las distancias, los silencios, las paredes,las corazas.
Que bien acomodado estás. Seguro, sabiendo que solo destruyendo todo ese amor de raíz se te podrá hacer desaparecer a no ser que aparezca esa persona diciendo las palabras mágicas, esas que hasta tu sabes que nunca más vas a oír. Pero que jodidamente listo eres.
Maldito hijo de puta.

Pero que malo es el despecho...
Porque aunque tu cabeza luche desesperada diciéndote la verdad, tu corazón cansado ya se ha dejado envenenar...

edit post
Reacciones: