Drea

Pero que malo es el despecho...

Es un maldito monstruo que se instala en tu pecho y su mayor deleite es envenenarte susurrándote al oído atrocidades.

Menudo hijo de puta.

Todo el día apretándote el corazón, estrangulandolo, animando a tu orgullo a cojer las armas, despertando a tu odio, ese que no sabías ni donde lo tenías dormido, convirtiendo todo lo bonito vivido en munición demasiado efectiva contra ti mismo, te destroza, sin pausa, sin tregua, a todas horas, hasta que no queda nada de ti.

Eso es lo peor, te destroza con lo mejor que te ha pasado en la vida: Trasformando palabras hermosas en mentiras crueles, gestos emocionantes, en maldades premeditadas, tus mejores recuerdos en cosas que tienes que enterrar porque te arrancan el corazón a trozos, porque el despecho, te susurra hasta convencerte que todo era mentira, que solo tú sentías de verdad, que eres gilipollas y que no hay nadie más ridículo que tu, ahí, destrozado, queriendo solo.
Y lo jodido es que todo eso que usa de munición era lo único a lo que te podías cojer para mandarlo a la mierda. Y aunque sepas que no es asi, que todo es producto de su malévolo plan, de su veneno... No puedes con el.

Que bien sabe hacer su trabajo. De repente estás completamente envenenado, sintiendo el veneno destruyendote por dentro, y ni si quiera lo has visto venir, desesperado porque la otra persona llegue y luche y te diga que no, que todo era verdad, que siente, que no eres gilipollas... Pero eso no va a pasar, nadie va a llegar a salvarte ni siquiera esa persona por la que mueres.

Maldito bastardo. Que bien te vienen las dudas, los malentendidos, las distancias, los silencios, las paredes,las corazas.
Que bien acomodado estás. Seguro, sabiendo que solo destruyendo todo ese amor de raíz se te podrá hacer desaparecer a no ser que aparezca esa persona diciendo las palabras mágicas, esas que hasta tu sabes que nunca más vas a oír. Pero que jodidamente listo eres.
Maldito hijo de puta.

Pero que malo es el despecho...
Porque aunque tu cabeza luche desesperada diciéndote la verdad, tu corazón cansado ya se ha dejado envenenar...

0 comentarios | edit post
Reacciones: 
Drea

Cansada. Harta. Sobrepasada. Asqueada.
Ella no podía más, sentir y sentir y sentir... Para morir un poco más con cada sentimiento, con cada pequeño desgarro.
Llegó a su casa arrastrando los pies, solo oía el aullar de su orgullo pidiendo clemencia. Su cuerpo clamando venganza.
Soltó su bolso, lleno de pastillas inservibles y miró a su alrededor, solo una casa en la que se sentía una extraña le devolvió la mirada, vacía, fría.
Ella cogió aire y con un simple movimiento se atravesó el pecho con la mano, rodeó con sus dedos su maltrecho corazón, lo sintió latir, sintió la agonía bombeando por sus venas una última vez más y de un fuerte tirón se lo arrancó. Silencio. Todo había dejado de aullar.
Se paró unos segundos a disfrutar la sensación de vacío, de nada, ni el dolor de atravesarse el pecho con la mano le importó, nada se comparaba al dolor que se acababa de extirpar del cuerpo.
Fue a la caótica cocina con su sangrante corazón en la mano y con un cuchillo lo apuñaló hasta que dejó de latir.
Ella sonrió. Por fin. Paz. Dejó caer el cuchillo, lanzó lejos su muerto corazón y arropada por aquel hielo que se le estaba formando en el pecho se durmió tranquila.
Mañana sería un nuevo día, un nuevo comienzo.

0 comentarios | edit post
Reacciones: 
Drea

"Este adiós que te guardo
está madurando con los días
Exprimo nuestra vivencia
y no la dejo quedarse
en el pasado. 

No puedo avanzar contigo
por que te deseo a cada instante
y desear lo que no se puede tener
es como escribir
sin que nadie te lea

Eso seguro que lo entiendes
Te quiero pero no deseo luchar
contra el destino
Disfrutaré de vez en cuando
de tu recuerdo
que seguirá alterándome"

0 comentarios | edit post
Reacciones: 
Drea

"Si solo te pudiera decir...
Si solo te pudiera tocar...
Si solo pudiera tu sonrisa besar...
Si solo pudiera cada una de tus cicatrices acariciar...
Si solo pudiera vivir en tus brazos a los que llamo hogar...
No habría otro lugar donde quisiera estar.

Si solo pudiera pasarme las horas escuchándote hablar y hablar...
Si solo pudiera abrazarte sin más...
Si solo pudiera cada día contigo despertar...
Si solo pudiera tu llanto secar...
Si solo pudiera darte mi fuerza cuando veo la tuya flaquear...
Si solo pudiera tus lunares contar...
Para que querría yo la tranquilidad?

Si solo pudiera entenderlo sin más...
Si solo pudiera así de fácil dejar de amar...
Si solo pudiera escaparme contigo al mar...
Si solo pudiera conformarme sin más...
No me pasaría el día queriendome el corazón arrancar.

Si solo se tratara de amar...Si no contará nada más... La decisión hace mucho estaría tomada...
Solo a tu lado quiero estar. "

0 comentarios | edit post
Reacciones: