Drea
Estoy en ese momento de mi vida, en que por fin, todo va bien. Todo lo que necesito,lo tengo. He cumplido cada sueño pequeño que tenia, dejando solo los grandes, esos que no ves alcanzables, esos que sabes que posiblemente jamas veas cumplidos, y de esos tengo una larga lista, como mi casa, mi libro, una boda que jamas crei que querria, metas impuestas y viajes imposibles... Todos ellos, los puedo intentar cumplir sonriendo, porque por fin, vivo rodeada de tranquilidad y sosiego. Ya no hay huracanes en los que verme envuelta, ni tormenta que me quite el sueño, solo esta la felicidad pacifica del dia a dia, solo el conocimiento interior de mi yo al que jamas tuve ni tiempo ni energia de pararme a escuchaR, Solo el deseo de cumplir mis anhelos y realizarme. Aun no lo creo, y me repito que Todo va bien. Y ahora me encuentro queriendo cosas que jamas me pude permitir querer y no se muy bien donde acomodarlo todo, y como no puedo hacer otra cosa, me dispongo a intentar bajar las estrellas y se lo imposible de esa empresa, pero jamas me ha faltado valor, solo que el peso que me mantiene los pies en el suelo es muy contundente. Jamas crei que me encontraria en el momento en que todo lo que me quedaba por conseguir eran mis grandes sueños. Jamas crei que el "todo va bien" por fin llegaria. Jamaas crei poder compartir mi vida con alguien tan especial como el. Jamas crei alcanzar la felicidad duradera. Jamas crei en general, y aqui me teneis creyendo.
edit post
Reacciones: 
2 Responses
  1. Anónimo Says:

    Yo tan sólo espero que ese "Todo va bien" no se convierta en un "Me estoy aburriendo".
    Cada vez soy más consciente de mis carencias como pareja, como tengo tendencia a caer en monotonía, como mi trabajo soñado se resiste en llegar mientras las guardias me fusilan y en como algunas veces te hago sentir sola.
    A pesar de todo lo nombrado debes saber que lucho día a día por hacerte feliz. Esa es mi meta.

    Fdo: Él.


  2. Querido, luchas y lo consigues, porque tus guardias, la monotonía etc.. No consiguen quitarme ni un ápice de felicidad. Porque no eres perfecto, igual que yo tampoco lo soy pero eres perfecto para mi.
    Y reconozco que soy una persona que se aburre fácilmente de todo, de todo excepto de ti. Porque después de casi dos años sigues haciéndome reír y sorprendiéndome como el primer día.
    Tenemos una relación envidiable muy difícil de conseguir y que muchos desearían, y tu haces que parezca fácil. Quererte, adorarte, me sale natural. Vivir contigo es genial, y ya no imagino una vida en la que tu no formes parte.
    No te cambiaría nada y por nada. Te quiero, y quiero que dentro de mucho seamos esos adorables viejecitos que después de toda una vida juntos siguen paseando cogidos de la mano.
    Eres genial.

    Fdo. Yo misma.