Drea

Pues aquí estoy, acojonada. Porque siempre nos dan miedo los cambios, aunque sean buenos y yo no soy una excepción. Pero nunca he dejado de querer algo sólo porque me vaya a doler y no voy a empezar ahora. Tengo miles de dudas, de miedos, de incertidumbres pero si me hace sonreír, con ello me basta.
Mi cambio inesperado, ese que va hacer que cambie totalmente mis costumbres, voy a tener que volver aprender a no vivir siempre con la armadura puesta, a compartir, tengo que aprender de nuevo a no estar sola, a que sonreír sin motivo no es malo, a que si te dicen 'me importas' no tiene porque ser mentira, a confiar, a aceptar que para ser feliz hay que correr el riesgo de que esa felicidad acabe en golpe, a demostrar y posiblemente esto sea lo que más me cueste. A demostrar todo eso que siento y que me arde dentro, sin orgullos, sin miedo, dejarlo salir, sin más.
Muchos cambios, si, pero tengo la seguridad que cada uno de ellos valdrá la pena. Sólo por lo especial que me he sentido este par de días ya ha valido la pena.La espera, la maldita paciencia,todo el montón de frustraciones masticadas y hasta el resfriado.

Porque vales la pena, porque nunca creí tener tanta suerte, porque por todo esto, sería capaz de esperar un aňo más si lo hubieras pedido, porque jamás espere nada tan bueno y no se si lo merezco pero, aqui Estás.

Y ya como último arranque de pánico mi última petición: no me duelas, te suplico que no me duelas.

edit post
Reacciones: