Drea
Vamos a ver, el destino se descojona en nuestras narices, nos pone en nuestro camino verdaderos trocitos deliciosos de felicidad para que cuando apenas los has probado un poco te los quita, dejandote solo el recuerdo de ese increble sabor que porsupuesto cuesta mil vidas olvidar... nos hace esperar por lo que queremos/deseamos, y nos lo da justo cuando hemos seguido adelante y hemos dejado de esperar creandonos una verdadera encrucijada en la que la decision que tomes marcara toda tu vida,nos regala quilos de ironia, nos ofrece listados interminables de casualidades... y la verdad que no me hace ni puta gracia.Y punto.Asi que igual el dia menos pensado le declaro la guerra porque me tiene harta... odio sentir que haga lo que haga mi vida depende de mi solo hasta cierto punto.
edit post
Reacciones: 
1 Response
  1. Muy cierto! Así me siento a veces. En ocasiones perdida, en otra eufórica o triste, pero la vida... esta puta vida que mencionas, tendrá sus queveres con algún duende malévolo que la engatuza para poder hacer con nosotros lo que le da la gana, pero sólo a veces, cuando no tenemos clara la meta, el sueño,la fe o el coraje de seguir luchando.
    Besos amiga!! Espero nos conozcamos pronto! :)